Interview with Raúl González (Ecodicta)

Entrevista a Raúl González (Ecodicta)

“No es necesario tener tanta ropa para vestir bien, solo hay que plantear el armario de forma lógica”

Se suele decir que compartir es vivir. Y, gracias a iniciativas como Ecodicta, compartir también significa darle vida al planeta y… ¡al armario!

Ecodicta es el referente de fashion sharing en España. Se trata de una plataforma en la que, a través de una suscripción mensual, es posible recibir prendas diferentes cada mes. Las recibes, las pruebas, las luces y las devuelves, para sustituirlas por otras cada 30 días. ¡Un armario ilimitado y sostenible!

En una nueva edición de las #logictalks, hablamos con Raúl González, CEO de Ecodicta, que nos cuenta más sobre esta iniciativa.

¿Cómo surge Ecodicta?

Hace un tiempo, mi esposa y yo estábamos expatriados en México. Una situación que hacía que comprásemos mucha ropa que sabíamos que no íbamos a llevar casa de vuelta. Pensando en esto, nos pusimos a investigar sobre el fashion sharing y vimos que era un modelo que en EEUU funcionaba muy bien, pero más enfocado a fiestas y celebraciones. Nos dimos cuenta de que en España no había nada similar y adaptamos el modelo.


¿Cómo funciona la plataforma?

Al principio, la clienta rellena un test de estilo de entre 30 y 40 preguntas. Tras esto elige un tipo de caja con el número de prendas que más se ajuste a sus necesidades. Después, nuestras estilistas escogen esa primera caja como una sorpresa y se la envían. De esta manera empezamos sorprendiendo a la clienta y mostrándole algunos looks que desconocía.

A partir de ahí, cada mes las estilistas envían entre 10 y 15 propuestas personalizadas y la clienta va eligiendo las prendas que le interesan.


Así que Ecodicta también es una forma de descubrir tendencias.

Sí, y eso nos lleva al trabajo con las marcas. Nosotros no entendemos las marcas como simples proveedores, sino que intentamos impactar en ellas en tres áreas: Responsabilidad Social Corporativa para marcas más grandes, ventas y marketing.

Con las marcas más pequeñas estamos creando un ecosistema a nuestro alrededor para promocionarlas en distintos eventos. Por ejemplo, hicimos un desfile de moda sostenible en la COP25, en el que invitamos a 7 de nuestras marcas. Además, también intentamos acompañar a las marcas en su transición hacia la sostenibilidad. Nosotros entendemos que la sostenibilidad no es solo algo relativo a materiales, sino que debe involucrar a toda la cadena de valor, desde el diseño del producto hasta la comercialización. Al final, contra lo que luchamos es contra el “usar y tirar”.

¿Cómo de dañina es la industria de la moda convencional para el planeta?

Es difícil de calcular. A veces dicen que es la segunda o tercera industria más dañina… Pero es complicado, mucha de la contaminación de la moda viene relacionada con el petróleo. ¿El transporte de moda dónde lo incluimos, en la propia moda o en petróleo?

Lo que sabemos es que contamina mucho, que degrada mucho el planeta. Nosotros tenemos previsto desarrollar nuestro estudio de huella ambiental. Y por el momento nos basamos en las respuestas más cualitativas de nuestras clientas, que nos cuentan que van dejando de consumir este tipo de moda.

Vuestro enfoque no es tanto un “prueba toda la ropa que quieras”, sino algo más relacionado con el consumo responsable.

Tenemos varios perfiles de clientas. Cuando empezamos existía muy poca concienciación al respecto. Ahora ya casi hay un artículo en prensa sobre moda sostenible cada 2 o 3 días y las apreciaciones van cambiando.

Teníamos un perfil de clienta que quería ser sostenible pero no encontraba alternativas. Y también personas que querían descubrir ropa y renovar su armario continuamente. En ese caso, trabajamos haciendo conciencia de que no es necesario tener tanta ropa para vestir bien, solo hay que plantear el armario de forma lógica, con prendas que combinen entre sí, es fácil generar “nuevos” looks.

Sois referentes del fashion sharing en España, ¿notáis crecimiento en este sector?

Sí, van saliendo empresas similares a la nuestra… Es algo que se está moviendo. En Europa la mayor presencia la tenía Inglaterra, aunque ahora están saliendo cosas interesantes en Francia, Alemania e Italia. En España avanzamos poco a poco.

¿Crees que este concepto de una moda más consciente se acabará imponiendo?

Según los estudios que manejamos, la moda tendrá más pluralidad, irá más allá de las grandes tiendas: tenemos un gran auge de la segunda mano, la sostenibilidad… Creo que van a convivir 7 u 8 experiencias en los armarios, entre ellas el fashion sharing, que es una pequeña ayuda para completarlo.

También influye que los estados están empezando a legislar sobre moda. Al final las grandes compañías tienen esos precios porque no están pagando las externalidades relacionadas con lo que están contaminando. Igual que en otras industrias se sanciona a los que no cumplen con sus cuotas de emisiones, creo que es muy probable que se acabe imponiendo un pequeño impuesto a la moda rápida.

¿Cuál es el futuro para Ecodicta?

Queremos consolidar el fashion sharing en España. Hemos aumentado el equipo, ya somos 6 personas. Y estamos desarrollando una nueva plataforma más cómoda para nuestras consumidoras. Y, por supuesto, seguimos pensando en cómo continuar innovando.

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios serán revisados antes de la publicación